Mar 10 2011

LA COFIA, SÍMBOLO DE ABNEGACIÓN/EL JURAMENTO DE FLORENCE NIGHTINGALE

Publicado por Lic. Caero el 14:50 en INFORMACIÓN GENERAL

Entre las vestiduras de las enfermeras se encuentra la cofia hecha con
distintos materiales, principalmente de tela, resaltando la delicadeza,
sensibilidad, abnegación y paciencia del personal de enfermería.
“La cofia, es el símbolo de la sencillez, servicio y de ser profesional
de nosotras las enfermeras”.

En la actualidad la cofia es una manera de identificación y de cada escuela de formación de enfermeras.

La cofia forma parte de la investidura de la enfermera, la que debe
portar con honra y orgullo.

Relata que el origen de la cofia se remonta a la época de la Edad Media
y posteriormente fue utilizada por
Florence Nightingale como símbolo de
pureza y servicio a la humanidad.

Las primeras enfermeras de la edad medieval inventaron las cofias como
distintivos para evitar ser confundidas en las noches con prostitutas y
así poder salir a curar a los enfermos a cualquier hora.

En ese entonces, las cofias eran diseñadas de acuerdo a las costumbres
de la realeza y de los hábitos de órdenes religiosas. A menudo el
propósito era no dejar caer el cabello hacia delante, pero hoy en día
forman parte del uniforme de la enfermera como símbolo de misericordia
para cuidar a los enfermos.

 

ROL ORIGEN DE LA COFIA.

Una Socióloga que es estudiosa de la historia de la
enfermería cuenta que en la época “oscura de la enfermería”,
cuando esa ocupación la ejercían las prostitutas, y cuando se quiso
reivindicar la profesión (en lo que tuvo que ver Florence Nigthingale)
para que la población distinguiera a una enfermera de una prostituta,
principalmente cuando trabajaba de noche se ponían la cofia y eso era
suficiente para que se les respetara, ya que significaba un trabajo
noble.

 

ALGUNAS CONGREGACIONES LLAMADAS ENFERMERAS EN LOS SIGLOS XIX Y XX

Las Hermanas Enfermeras de San Nazario. “Darán a los enfermos - decía su
Método de Vida, aprobado en 1862 – todos los servicios y medicamentos que
los puedan prestar sin la intervención del médico o el practicante”.
Desde 1858 se cubrieron con una cofia negra, llevando además túnica y
esclavina del mismo color, un cuello blanco y una cruz. En 1862 fue
elevada a congregación religiosa diocesana [13], con el nombre
definitivo de Hermanas Enfermeras de la Virgen de los Dolores [14]. La
fundadora murió en 1872, y su familia religiosa, extendida por su región
y la colindante Suiza italiana, se estableció además en 1989 en la
periferia de Buenos Aires

La historia del uniforme femenino tiene como principal generadora de
estilo a Florence Nigthingale, fundadora de las Hermanas de la Caridad,
una agrupación de enfermeras que rompió con diferencias religiosas
(agrupó a católicas, anglicanas y devotas de santos diferentes), cuya
asistencia fue
fundamental durante la guerra de Crimea. Exigió al
gobierno inglés la confección de
trajes de tweed gris, cofias de percal
y capa de lana más una banda cruzada con el nombre del hospital. Cartas
de la época destacan una rebelión de cofias, y el caso de una enfermera
que en medio del trajín dijo: “Madam, de haber sabido que me iba a poner
esto en la cabeza, nunca hubiera venido; es que esto no favorece a la
forma de mi cara”.

“Cofia bien centrada y con monogramas, nada de excesos de maquillaje ni
pelos al viento, vestido negro limpio y bien planchado, zapatos bien
lustrados, botones cosidos con hilo rojo, dientes cuidados, buena
manicura”, que revolucionaron la estética de las mozas, aunque esas
pioneras del styling de cadenas de fast food desaparecieron durante la
Segunda Guerra Mundial.

 

SÍMBOLOS HISTÓRICOS DE IDENTIDAD PROFESIONAL DE LA ENFERMERÍA

A través de la historia de la enfermería, a ésta se le ha identificado
por cuatro símbolos, que justifican su identidad, estos son:

·          Vestido Blanco.

·          Capa Negra.

·          Lámpara.

·          Cofia

El uniforme significa el conjunto de cualidades que tienen las
profesionales de la enfermería, enfocadas a dar a entender que poseen
disciplina y una esmerada atención límpida hacia sus semejantes, tanto
del alma como del cuerpo. (Bravo: 1969)

VESTIDO BLANCO

Al principio las estudiantes no utilizaban uniforme, sin embargo al paso
del tiempo éste consistió en un sencillo
vestido de percal y zapatillas
cómodas, un mandil a la altura del tobillo de color blanco, como
sinónimo de limpieza y pureza.

 

 

(Estudiantes de Auxiliar de Enfermería, del Centro de Capacitación de Auxiliar de Enfermería de la Universidad Central)

(Estudiantes de Auxiliar de Enfermería, del Centro de Capacitación de Auxiliar de Enfermería de la Universidad Central)

 

CAPA  NEGRA

Esta fue de tela de fieltro, se usó de este material debido a las bajas
temperaturas (de manera particular en la ciudad de Toluca), pues
generalmente hacían guardias de 24 hrs., siendo las noches largas y
frías.

En significativa ceremonia se imponía la capa, “ceremonia en la cual
quedan revestidas las enfermeras de su clásico distintivo. El
significado de la capa es hacerles sentir el peso del sufrimiento de sus pacientes en sus hombros de la
responsabilidad que han contraído con la sociedad al haber elegido la
carrera de enfermera; al brindar cuidado, amor y dedicación, mismas que
se han hecho evidentes y característicos de la Escuela de Enfermería
desde su creación, y que la enfermera por medio siglo se ha investido de
esta capa que la distingue como tal”.

LÁMPARA

Florencia Nightingale, se le ha considerado la precursora de la
enfermería moderna, durante la guerra de Crimea en 1854, ” … por las
noches después de que se retiraban las demás enfermeras, hacía rondas en
solitario y observaba el estado de los pacientes más enfermos. Estas
rondas las hacía con su famosa lámpara, que tenía una pequeña mampara
para que no se extinguiera la vela que llevaba en su interior (colocada
en un candelero). Longfellow inmortalizó a esta dama llamándola ” La
Dama de la Lámpara”, o ” Dama con una Lámpara”, en su poema de 1857.
De esta manera se ha distinguido a la enfermera con el símbolo de una
lámpara, teniendo un gran significado y emotivo simbolismo de identidad
profesional.

COFIA

Anteriormente también recibió el nombre de “Toca”, su diseño consistió
en un “gorro”. Éste se remonta a la Edad Media, con el gorro se
pretendía cubrir el cabello, ya que peinarlo constituía una larga y
fastidiosa tarea que no se realizaba con más frecuencia de lo que se
consideraba necesario.

A la cofia se le ha considerado como signo de identidad. Entendiendo
ésta como el resultado de un proceso ideológico, el cual exige un
elemento de diferencia para poderse expresar, y en el que encontramos
factores bien definidos como la pertenencia grupal o territorial.
Cierto es que la enfermera se distingue y tiene identidad profesional
por sus conocimientos, por su capacidad para desempeñarse en cualquier
área de su campo y por formar parte importante del equipo del área de la
salud. no es la lámpara, la cofia, ni la capa, símbolos de identidad,
sino que la identidad misma, la de la propia enfermera a través de su
profesionalización constante y permanente.

La Facultad de Enfermería como todo centro educativo requiere de un
emblema de identificación muy especial y de acuerdo a los elementos que
este mismo representa incluye:

 

El juramento de Florence Nightingale

El «Juramento de Florence Nightingale»,  así llamado en homenaje a quien es considerada como la fundadora de la enfermería moderna, fue redactado en 1893 por un comité, presidido por la profesora Lystra E. Gretter, del Farrand Training School for Nurses y viejo Harper Hospital, en Detroit, estado de Michigan.  Fue empleado por vez primera en la ceremonia de graduación de la citada escuela de enfermería en la primavera de 1893.  Desde entonces el juramento es recitado con ocasión de la graduación en numerosas escuelas británicas y norteamericanas en celebraciones en las que tampoco falta un candil, como símbolo de la profesión.  El texto viene a ser la transposición a la enfermería del juramento hipocrático que suscriben los médicos.

* La traducción es propiedad de la S.E.E.I.U.C.

Juro solemnemente ante Dios y en presencia de esta asamblea:

·         Llevar una vida digna y ejercer mi profesión con fidelidad a la misma.

·         Me abstendré de todo cuanto sea nocivo o dañino, y no tomaré ni suministraré
substancia alguna que sea perjudicial.

·         Haré cuanto esté a mi alcance para mantener y elevar el nivel de mi profesión y consideraré confidencial toda información personal que me sea revelada y todos los asuntos familiares de los que tenga conocimiento en el ejercicio de mi profesión.

·         Con lealtad me esforzaré para ayudar al médico en su trabajo y consagraré mi vida al bienestar de quienes están confiados a mi cuidado.

Trackback URI | RSS para los Comentarios

Dejar un Comentario